Domingo, 09 Febrero 2020 18:35

Depilación integral, ¿sí o no?

Escrito por Clínicas Cosmecorp

Cada vez son más las mujeres que recurren a la depilación integral, a pesar de que aún hay gente que duda de sus beneficios.

 

El vello de las ingles y las axilas es el que más obsesiona a las mujeres, que cada vez optan más por una depilación íntima más apurada e incluso integral. Sin embargo, aún hay algunas mujeres reticentes a eliminar el vello por completo por miedo a coger infecciones, sufrir irritaciones o incluso padecer alguna enfermedad de transmisión sexual.

 

Si eres de las que piensas optar por la depilación más radical, te aconsejemos que elijas un método definitivo como es el láser ya que, a pesar de ser mucho más caro que la cuchilla o la cera, es el más duradero, indoloro y con el que te evitarás los temidos pelos enquistados. Aprovecha el otoño y el invierno para comenzar las sesiones porque en estas estaciones la piel no suele estar bronceada y, por tanto, el contraste con la melanina del pelo es mayor –el tratamiento es más eficaz cuanto más oscuro sea el pelo y más clara la piel– y recuerda que este método tiene que estar supervisado por un médico y que es primordial que te lo realicen en un centro que te inspire confianza. A continuación te resolvemos las dudas más comunes sobre depilación íntima.

 

¿Puede ser peligrosa la depilación integral?

 

“La depilación integral no supone ningún riesgo para la salud íntima. El principal problema que puede afectar a dicha salud son las infecciones y estas se pueden adquirir con o sin pelo. Las posibilidades de contaminación dependen del pH de la secreción mucosa y del contacto sexual con una persona que pueda tener alguna infección; circunstancia que no cambia porque exista pelo o no”

 

¿Hay personas que no deberían hacérsela?

Las contraindicaciones para la depilación con láser de la zona genital son las mismas que para cualquier región corporal: bronceado reciente, presencia de inflamación o infección en la zona, enfermedad grave, ingesta de fotosensibilizantes como los derivados de ácido retinóico y embarazo. Eso sí, “está contraindicado en pacientes pelirrojos o con pelo rubio, porque todavía no existe una tecnología láser realmente eficaz para estos tonos de pelo y los pacientes que tienen parte del pelo de la región genital blanco deben saber que este no se quitará ”

 

¿Qué medidas hay que tomar antes y después de hacerse el láser en esta zona íntima?

La zona debe estar limpia y la piel hidratada. Es recomendable haber realizado un rasurado unos tres días antes –si no se ha hecho este procedimiento, los mismos profesionales pueden hacerlo antes de la sesión–. Además, es importante que la piel no se haya expuesto al sol durante un mes antes y es conveniente no acudir a la sesión con prendas muy apretadas. Tras la sesión la zona queda ligeramente inflamada durante 24 horas, por lo que los expertos recomiendan que el paciente se aplique una crema calmante con aloe y manzanilla y también deberá evitar la exposición solar durante tres o cuatro días.

 

¿Hay que seguir algún tipo de medida o cuidados específicos posteriores en la zona?

“Se debe hidratar bien la piel que se queda desprovista de pelo, al igual que se hidrata cualquier otra parte del cuerpo. Y también hay que tener en cuenta que se ha quitado la función de protección que tenía el pelo, por lo que al usar salva slips o compresas el contacto con los labios y la vulva va a ser más directo, lo que podría producir alguna irritación”

 

La zona genital es de las que mejor se depila y la que necesita menos sesiones, ya que en ocasiones con 5-6 sesiones el tratamiento está terminado. Dependerá de la edad del paciente y del grosor y carga de melanina del pelo.