Martes, 08 Septiembre 2020 07:57

Consejos para un efecto “8 horas” de sueño

Escrito por Clínicas Cosmecorp

El insomnio y las noches en vela son los grandes enemigos de tener un aspecto radiante y luminoso por la mañana. La agitada vida social y el estrés en el trabajo pueden ser los causantes de que no se descansen las horas necesarias y que esto quede reflejado en el rostro.

 

Ojeras, bolsas, cutis apagado y faz abotargada son algunas de las consecuencias de no descansar demasiado o no poder conciliar el sueño. Disimular estas imperfecciones y conseguir el conocido efecto “8 horas de sueño” es complicado pero no imposible.

 

Además de utilizar el maquillaje para tapar bolsas y ojeras, es recomendable seguir algunas pautas de alimentación saludable y pedir consejo a un médico especializado en dermatología estética, ya que existen algunos tratamientos como los peelings químicos, el botox y la radiofrecuencia que consiguen una piel más luminosa, tersa y sin arrugas que ayudan a tener un mejor aspecto por la mañana a pesar de no haber dormido”.

 

Aunque nunca se sabe cuándo se va a descansar mal, es mejor tomar unas sencillas precauciones antes de dormir y una vez nos hayamos levantado.

  • Cenar siempre alimentos ligeros conseguirá que una mejor la digestión y, por tanto, un buen descanso.
  • Evitar el alcohol por la noche. Aunque en un primer momento puede adormecer, pasadas unas horas este efecto desaparece para dejar paso a una situación de vigilia.
  • Utilizar cremas faciales de tratamiento, como la Regeneradora Celular y la Regeneradora Nutritiva de ADN Cosméticos que incluyen ingredientes activos que luchan contra la flacidez y las arrugas, principales enemigos de un aspecto cansado.
  • Si las bolsas y ojeras han aparecido por la mañana, aplicar durante unos minutos un antifaz de efecto frío para ayudará a bajar la hinchazón.
  • Emplear contornos de ojos de tratamiento, como el ADN Cosméticos, que incluye en su formulación ingredientes que desinflaman, descongestionany rejuvenecen la delicada piel del contorno de ojos.
  • Usar correctores e iluminadores en las zonas que aparezcan más apagadas o con sombras moradas. Estos productos dan un plus de luminosidad.
  • Recurre a tratamientos de dermatología estética periódicamente para tener siempre una piel joven y radiante. Los peeling químicos conseguirán eliminar en profundidad las células muertas consiguiendo dar uniformidad al tono de la piel. Por su parte, el botox (toxina botulínica) aplicado en la zona de la frente y las “patas de gallo” atenuará, además de las líneas de expresión, las bolsas y las ojeras, aportando juventud a la mirada. Los rellenos de ácido hialurónico aportarán volumen a las zonas donde más lo necesites consiguiendo un efecto antiaging y de piel descansada.