Lunes, 25 Marzo 2019 17:07

Cuida tus uñas, paso a paso

Escrito por Clínicas Cosmecorp

Las manos dicen mucho de la persona y las uñas deben tratarse con especial cuidado si pretendemos que transmitan, no sólo elegancia y belleza sino también salud.

Las uñas se componen de varias capas de queratina. Se trata, por tanto, de un tipo de epidermis, de piel, cuyo aspecto y composición, al igual que sucede con el cabello y la piel del resto del cuerpo, refleja nuestros trastornos hormonales, enfermedades o carencias alimenticias.

 

El cuidado habitual de las manos y muy especialmente de las uñas es el primer paso para lograr su buena salud. Mantenerlas hidratadas y evitar ponerlas en contacto directo con productos químicos perjudiciales como la lejía, amoniaco o detergente se constituyen en reglas de oro.

 

No es necesario que las uñas sean largas, súper coloreadas y maravillosas, es suficiente con que estén bien cuidadas para completar la apariencia general. Fácil de realizar, una manicura completa resulta atractiva para una misma y para los demás.Si la hacemos semanal fortalece y mejora sensiblemente el aspecto de las uñas.

 

Entrebellas te da paso a paso cómo hacer una manicura en casa:

 

1. Quitar el esmalte presionando las uñas con un algodón empapado con un quita esmaltes oleoso regenerador sin acetona. A continuación retirar el algodón arrastrando todo el esmalte, repetir otras pasadas si es necesario.


2. Seguidamente lavar convenientemente las manos con jabón y secarlas antes de aplicar el tratamiento y decoración, ya que de lo contrario los aceites regeneradores y protectores contenidos en el producto, pueden impedir la adecuada adherencia del endurecedor o esmaltes a las uñas.


3. Limar las uñas, dando la forma adecuada a cada tipo y forma de uña, e insistiendo en los bordes para evitar descamaciones de las capas de queratina. No se recomienda usar limas de metal, muy agresivas, sino las de cartón, disponibles en cualquier farmacia. Evitar los cortaúñas y las tijeras.


4. Aplicar crema para cutículas en la zona de la lúnula y en poca cantidad, repartiendo el producto por todos los bordes. Dejar actuar unos minutos. Empujar ligeramente la cutícula hacia dentro mediante un palito de naranjo dando forma a la uña y sacar solamente los padrastros (pequeñas porciones de piel salientes a los costados de las uñas).


5. Sumergir los dedos durante un instante en agua tibia para eliminar el producto. En lo posible hay que evitar cortarse las cutículas, de lo contrario crecerían mucho más fuertes y duras. Pero en caso de sobrecrecimiento de la cutícula, puede estar indicado su recorte cosmético.


6. Regenerar las uñas con un revitalizador-reparador y con un ligero masaje y dejar secar unos instantes y repetir la operación 2 o 3 veces, de esta forma la uña adquiere resistencia y elasticidad. Recomendamos dejar actuar suficientemente el producto durante 5 o 10 minutos antes de continuar con el siguiente paso.


7. Aplicar un endurecedor de uñas natural sin formol. Las uñas deben estar bien secas. Los ingredientes de este producto son necesarios para prevenir y aumentar la resistencia al agrietamiento, la fractura y el laminado, dejando las uñas fuertes y brillantes. Aplicar 2 capas finas si se aplica sólo, o una sola capa fina, si se utiliza como base para el esmalte de uñas.


8. Para finalizar, aplicar el esmalte de uñas de su elección y sin alérgenos, con tres pinceladas. Primero una en el centro y luego a ambos lados desde la base hasta la punta. Para obtener un buen resultado aplicar primero una capa fina, y luego otra capa ni demasiado gruesa ni demasiado fina, teniendo paciencia para dejar secar la primera.